¿Pueden desaparecer las colas en las ciudades?

El valenciano* de unas décadas para acá ha tenido la dicha de resaltar su ciudad por encima de las otras del país con un calificativo muy peculiar… el de ciudad industrial. Su ubicación estratégica, con acceso al principal puerto de la nación, en plena región central, cerca de la capital y también con acceso a los llanos, al occidente y a oriente, fue lo necesario para que, con la política de “sustitución de importaciones”, se convirtiese en el parque industrial de la nación (aunque venido en declive en estos últimos años.) Uno de los principales rubros que ha movido este parque, es sin duda el automotriz, brindando numerosos puestos de trabajo, y contribuyendo al crecimiento de la clase media valenciana en gran medida.

En adición a esto, el uso intensivo del automóvil como medio de transporte privado se impuso en la era moderna venezolana como símbolo de progreso y prosperidad. Sin embargo desde hace unos años se ha podido apreciar los “contra” de ese ya bien establecido “paradigma”. La alta congestión vehicular en las principales arterias durante horas pico hacen perder a los transeúntes entre 1 ½ y 3 horas diarias. Las vías actuales ya no se dan abasto, y pareciera que no cabe ni un solo vehículo más. Ante esta problemática se plantea la pregunta: ¿Es necesario construir más vías y con mayor capacidad para solventar los embotellamientos?

Si estudiamos un poco la historia de las ciudades estadounidenses, donde se consideró que si era necesario, se puede apreciar que esta no es la opción más acertada. Lo que sucedía, y aún sucede en ellas al trabajar de esta forma es que, una vez hecha la ampliación o nueva vía, lo único que se obtiene es más y más tráfico, específicamente de vehículos particulares.

TRAFICO
Autopista Interestatal EEUU, a pesar de la amplitud de la vías, no es suficiente para satisfacer el alto tráfico de la ciudad. En este caso, como en la mayoría, ell tráfico es mixto, y no se favorece al transporte público.

Por otro lado, ciudades como Curitiba, en Brasil,  han resuelto afrontar esta problemática de movilidad con una tendencia actual de la planificación urbana llamada TOD (Desarrollo orientado al transporte en inglés). Un principio que busca desarrollar zonas de alta densidad poblacional a lo largo de un eje de transporte masivo. De esta forma, la mayor cantidad de población reside a menos de 500 m o 3 min de la estación de bus, metro, o tranvía más cercana, lo cual incentiva en gran manera a usar el transporte público.

(Haz click aquí para conocer más del TOD)

Si analizamos cómo contrastan estas dos realidades en el bolsillo del ciudadano, un estadounidense promedio gasta alrededor de la cuarta parte de su ingreso anual para transportarse, en cambio, un ciudadano de Curitiba, o de cualquier otra ciudad que se desarrolle bajo el DOT, sólo invierte entre 7% y 10% de su presupuesto. Así mismo, una persona que use el automóvil como transporte principal, emitirá al menos cuatro veces más C02 que una que se traslade en transporte público, algo que tomar en cuenta, considerando que esta es la causa principal del efecto invernadero, y por tanto del calentamiento global a nivel mundial.

Estación BRT
Estación BRT, Curitiba, Brasil. Las vías para los Buses son exclusivas, lo que permite que alcancen altas velocidades. Además, las estaciones son de acceso controlado, por lo que las personas están obligadas a pasar por este canal para subirse al BRT.

De manera que, si bien la industria automotriz puede brindar desarrollo económico, en corto plazo, tiene consecuencias negativas en el bolsillo del ciudadano, y en el ambiente. Estamos pues en el momento indicado para tomar las políticas correctas en torno a cómo desarrollar la ciudad: ¿Nos decantaremos por la ostentosa vía de apostar a que todos tengan carro, y durar largas horas en cola de forma improductiva y costosa? ¿O bien tomaremos el difícil camino de hacer crecer nuestra ciudad entorno a sistemas de transporte que nos muevan por la ciudad gastando y contaminando menos? Sólo es necesario voluntad política, un buen plan de financiamiento y realizar el trabajo de la mano de expertos en el tema.

Víctor Aguiar

Si te gustó lo que leíste, comenta o compártelo con tus conocidos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s